La empresa petrolera Royal Dutch Shell informó el miércoles que aún no ha determinado qué fue lo que provocó el peor derrame petrolero en una década en el Mar del Norte, el cual ha sido reducido al equivalente de un barril (159 litros o 42 galones) de crudo diarios en las gélidas aguas.

La vocera de la empresa Sally Hepton afirmó que la empresa aún está trabajando para aislar y tapar la fuga.

Shell informó que la fuga principal se debió por un derrame en una línea de crudo instalada en la plataforma Gannet Alpha, ubicada a 180 kilómetros (112 millas) al este de la ciudad escocesa de Aberdeen.

La vocera indicó que la filtración estaba bajo control pero que estaban batallando para controlar una segunda fuga de una válvula de alivio cercana a la tubería.

Shell indicó que la mancha petrolera en el Mar del Norte ahora cubre unos 26 kilómetros cuadrados (6.400 acres).