El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, aseguró hoy en Chile que la guerrilla en su país está "debilitada" y "un poco desesperada", aunque subrayó que todavía no ha sido derrotada y que la seguridad pública sigue siendo un "problema".

En una conferencia en la sede de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), en Santiago, el gobernante colombiano consideró que la resolución del conflicto armado ha avanzado lo suficiente como para destrabar la agenda política, pero se debe llegar al cese completo de la violencia.

"Tenemos que estar encima hasta tener una paz completa. No vamos a cesar en ese esfuerzo", apuntó Santos, quien hoy finaliza una visita oficial de dos días a Chile.

En su discurso, Santos retrocedió en el tiempo hasta finales de los años noventa, cuando el conflicto interno en Colombia afectaba la "gobernabilidad y la capacidad del Estado para cumplir con sus obligaciones".

Entonces, recordó Santos, se inició el Plan Colombia, financiado por el Gobierno de Estados Unidos para colaborar conjuntamente en materia de seguridad y narcotráfico, y más tarde, con la llegada al poder del expresidente Álvaro Uribe (2002-2010), la política de seguridad democrática.

Santos, quien en la última Administración de Uribe fue ministro de Defensa, alabó la política impulsada por el exmandatario y consideró que permitió ofrecer seguridad "para todos" respetando la Constitución y los derechos humanos.

El presidente colombiano explicó que en 2002, cuando Uribe llegó a la Presidencia del país, los alcaldes de 400 de los cerca de 1.100 municipios colombianos no podían trabajar en sus pueblos debido a la inseguridad.

Hoy en día, indicó Santos, todos los alcaldes pueden trabajar en sus municipios gracias a los pactos para desmovilizar a grupos paramilitares y a la lucha contra la guerrilla.

Santos sostuvo que la mejora de la condiciones de seguridad en Colombia permitieron, a su vez, recuperar la economía y atraer inversión extranjera. "Cambió la percepción internacional del país", reconoció el mandatario.