Los familiares de Carlos Andrés Pérez anunciaron el miércoles un acuerdo para enterrar definitivamente al ex presidente en Venezuela, poniendo así punto final a una disputa de más siete meses.

"Blanca Rodríguez de Pérez y su familia, y Cecilia Beatriz Matos Molero y sus hijas, María Francia Pérez-Matos y Cecilia Victoria-Pérez-Matos, han llegado a un acuerdo por el que los restos del ex presidente Carlos Andrés Pérez volverán a Venezuela para enterrarlos tan pronto como concluyan los arreglos finales del funeral", manifestaron los familiares en un comunicado de prensa.

Alex González, abogado de la esposa legal de Pérez, Blanca Rodríguez, explicó a The Associated Press que se trata de un acuerdo confidencial y por ello se negó a ofrecer detalles del pacto.

"Lo importante es que hemos podido cumplir los deseos del presidente de Venezuela y sus restos van a regresar finalmente a Venezuela", declaró González en comunicación telefónica con AP.

Explicó que está haciendo los trámites correspondientes para que los restos de Pérez puedan ser enterrados "con dignidad" en Venezuela y que el traslado podría ser en cuestión de "semanas a un mes".

El acuerdo deberá ser notificado para su aprobación final al juez Arthur Rothenberg, a cargo de la disputa judicial en los tribunales del sur de la Florida. Se trata, sin embargo, de un paso formal.

"El caso judicial está terminado, se va a cerrar", manifestó González.

El comunicado de un párrafo fue enviado de manera separada por Cecilia Pérez-Matos y González.

Las partes decidieron así que lo más conveniente para las familias y para el legado de Pérez era terminar con el litigio judicial.

El pacto tuvo lugar cerca de un mes y medio después de negociaciones entre los abogados de la esposa legal de Pérez, Rodríguez, y su compañera de más de tres décadas, Cecilia Matos.

Fue anunciado antes del inicio de un juicio en el que se iba a determinar el lugar definitivo del entierro de Pérez. El inicio del juicio estaba previsto para comienzos de agosto, pero fue suspendido.

Pérez falleció el 25 de diciembre en Miami, a los 88 años. A causa de la controversia entre las familias, el cuerpo permaneció embalsamado hasta finales de junio, cuando fue enterrado de manera temporal en un cementerio del sur de la Florida, por orden de un juez.

Rodríguez interpuso en diciembre un recurso judicial para impedir que el cadáver fuera sepultado en Estados Unidos y solicitó la repatriación alegando que, como esposa legal, era la única que podía decidir dónde enterrarlo.

Pero Matos, que vivió junto a Pérez en Miami desde comienzos de los años 2000, rechazó la repatriación y aseguró durante todo el proceso judicial que el ex mandatario no quería regresar ni vivo ni muerto a Venezuela mientras estuviera en el poder Hugo Chávez, uno de sus más acérrimos enemigos.

Alegó también que temía que el cadáver de Pérez fuera profanado en Venezuela.

Matos ni su hija respondieron llamadas de AP para comentar sobre el acuerdo.

González, el abogado de Rodríguez, se negó a ofrecer detalles sobre lo que sucederá con los documentos, archivos de computadora y bienes patrimoniales que Pérez tenía en Miami.

Tampoco reveló si la familia Matos viajará para el entierro y si se hará un funeral con los honores de ex presidente, como quería Rodríguez.

Pérez fue presidente de Venezuela de 1974 a 1979, y de 1989 a 1993. Su segundo mandato terminó anticipadamente, en medio de denuncias de corrupción.

__

Editores: La periodista de la AP en Caracas Fabiola Sánchez contribuyó con esta información.

___

Gisela Salomón está en Twitter como @giselasalomon