El jefe de Estado galo, Nicolas Sarkozy, y la canciller alemana, Angela Merkel, propusieron hoy la suspensión de los fondos estructurales en los países que no se ajusten a las recomendaciones para reducir los déficit excesivos.

"En un futuro, los pagos salidos de los fondos estructurales y de cohesión deberán suspenderse en los países de la zona euro que no acojan las recomendaciones del procedimiento sobre déficit excesivos", indican en una carta enviada al presidente del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy.

En esa misiva, en la que recogen y profundizan en las recomendaciones acordadas ayer en una reunión entre ambos mandatarios, consideran que "esos cambios deberían integrarse en el nuevo reglamento de los fondos que serán propuestos de cara al próximo marco financiero plurianual".