Un grupo de derechos humanos sirio dijo el miércoles que tropas del gobierno detuvieron a decenas de personas durante la noche después de cortar el suministro eléctrico en un vecindario de Damasco.

El grupo dijo que las redadas tuvieron lugar en la madrugada del miércoles en Ruknedine, un vecindario habitado mayormente por curdos.

El Observatorio Sirio de Derechos Humanos, con sede en Londres, dijo que un hombre murió al caerle una bala perdida cuando miraba por su balcón en la provincia de Idlib, en el noroeste de Siria. Las tropas realizaban redadas en ese momento.

El presidente Bashar Assad ha intensificado marcadamente la represión contra la oposición después de una revuelta de cinco meses, desde que comenzó el sagrado mes de Ramadán a principios de agosto.

Centenares de personas han muerto y miles están detenidos.