Ocho manifestantes fueron arrestados el jueves y 11 personas resultaron lesionadas en enfrentamientos entre la policía antidisturbios y manifestantes opuestos a la visita del Papa Benedicto XVI.

Un funcionario policial indicó que dos de las personas lesionadas en los disturbios ocurridos en la capital española eran policías.

La violencia estalló la noche del miércoles luego de una marcha de miles de personas que expresaron su enojo — así como por otras razones — porque se estaba gastando el dinero de los contribuyentes en la visita de cuatro días del Papa para la Jornada Mundial de la Juventud. La visita papal comienza el jueves.

Los policías armados con bastones se lanzaron contra los manifestantes en varias ocasiones en la plaza de la Puerta del Sol en Madrid, sede de las manifestaciones antigubernamentales en los últimos meses.

Un oficial de la policía ofreció la información bajo condición de permanecer anónimo para cumplir con las normas del departamento policial.