Los ministros de Exteriores de los 57 estados miembros de la Organización de la Conferencia Islámica (OCI) se reúnen hoy de forma extraordinaria en Estambul para tratar la grave situación de hambruna que padece Somalia.

"Se discutirá la catastrófica crisis humanitaria en Somalia y su peligro para los países africanos. También se discutirá el deterioro de la situación humanitaria en Somalia y cómo movilizar apoyo adicional para enfrentarnos a las consecuencias de la hambruna", explicó la organización en un comunicado.

El encuentro comenzará a las 14.00 hora local (11.00 GMT) y estará dirigido por el primer ministro turco, Recep Tayyip Erdogan; el presidente de Somalia, Sheij Sherif Ahmad, y el secretario general de la OCI, el turco Ekmeleddin Ihsanoglu.

Se espera que al final de la reunión, el ministro de Asuntos Exteriores turco, Ahmet Davutoglu, ofrezca una rueda de prensa en la que anuncie un compromiso para que los donantes aumenten ayudas a Somalia.

La reunión extraordinaria fue convocada por Turquía, que en los últimos años ha incrementado a pasos agigantados sus relaciones con África, un continente del que había estado ausente durante su historia republicana pero con el que le atan lazos históricos de la época del Imperio otomano.

De hecho, las ONG turcas se han volcado en el Cuerno de África durante este mes de Ramadán, para tratar de mitigar los efectos de la hambruna, que afecta a casi a cuatro millones de somalíes.

Según el Gobierno turco, durante este mes, los ciudadanos turcos han donado 202 millones de liras turcas (unos 79 millones de euros) para ayudar a África.

El Gobierno turco también anunció hoy que enviará 50.000 toneladas de harina de trigo a África para luchar contra el hambre, informó la agencia de noticias estatal Anadolu.

Mañana por la noche, Erdogan viajará a Somalia junto a su ministro de Exteriores y al presidente somalí.