Los cancilleres de los países de la OEA conmemorarán en Chile el próximo 11 de septiembre el décimo aniversario de la suscripción de la Carta Democrática Interamericana, anunciaron hoy fuentes oficiales chilenas.

"Al cumplirse 10 años, Chile ha querido celebrar este hecho como un aporte efectivo a la promoción de la democracia en el continente, a través del fortalecimiento y vigencia de este importante instrumento interamericano", precisó un comunicado difundido por el Ministerio de Relaciones Exteriores.

La "Conmemoración Hemisférica del Décimo Aniversario de la Carta Democrática Interamericana y Renovación del Compromiso de las Américas con la Democracia" se desarrollará en Valparaíso, acto al que han sido invitados los países firmantes de esta Carta.

La Carta Democrática Interamericana fue aprobada el 11 de septiembre de 2001 en una sesión especial de la Asamblea de la Organización de los Estados Americanos (OEA) celebrada en Lima, Perú, el mismo día de los atentados terroristas en EE.UU.

La idea de la Carta partió de una iniciativa que Perú presentó ante la Cumbre de las Américas, celebrada en Quebec en abril de 2001, y que se basa en la experiencia de este país durante el autogolpe del presidente Alberto Fujimori, en 1992.

El instrumento proclama como objetivo principal el fortalecimiento y preservación de la institucionalidad democrática, al establecer que la ruptura del orden democrático o su alteración, que afecte gravemente el orden democrático en un Estado miembro, constituye "un obstáculo insuperable" para la participación de su gobierno en las diversas instancias de la OEA.

La Carta declara de manera sencilla y directa: "Los pueblos de América tienen derecho a la democracia y sus gobiernos la obligación de promoverla y defenderla".

En sus 28 artículos, este documento histórico detalla de qué se trata la democracia y especifica cómo debe ser defendida de las amenazas.

Asimismo, la Carta Democrática otorga a los gobiernos del hemisferio una nueva brújula para guiar su acción colectiva cuando la democracia enfrenta peligros.