El anticipado anuncio de que Lionel Messi formará parte de la selección de Argentina que se enfrentará a Venezuela en un partido amistoso en la ciudad india de Calcuta en septiembre desató lo que residentes han llamado la Messi-manía.

Más de 15.000 boletos ya fueron vendidos por internet para asistir al partido del 2 de septiembre aprobado por la FIFA en el estadio Salt Lake que tiene capacidad para 100.000 personas, pero los organizadores están previendo un aumento en las ventas en los próximos días cuando se anuncien los equipos.

Los frenéticos aficionados han paralizado Calcuta en otras ocasiones, más notablemente cuando el gran brasileño Pelé jugó para el equipo estadounidense Cosmos en un partido amistoso contra la escuadra local Mohan Bagan en 1977 y cuando el arquero alemán Oliver Kahn jugó para el Bayern Munich contra Bagan en 2008.

El administrador local del fútbol, Utpal Ganguly, asegura que este partido es más importante que los de Pelé y Kahn.

"Messi y Carlos Tévez están en la cima de sus carreras, mientras Pelé y Kahn jugaron aquí en el ocaso de sus años", dijo Ganguly.

Pero el aficionado Binay Mukherjee, de 63 años, no está tan seguro de que jueguen grandes nombres.

"Sería grandioso ver a Messi y Tévez, pero hay dudas entre los aficionados sobre si serán liberados por sus respectivos equipos", dijo Mukherjee.

Otra preocupación son los elevados precios de los boletos.

Suvadeep Ghosh, un estudiante de ingeniería de 18 años, dijo es posible que los jóvenes no puedan costear las entradas.

El costo mínimo de los boletos es 500 rupias (11 dólares) para los jugadores de fútbol de la ciudad registrados y de 1.200 rupias (27 dólares) para otros.

El partido tiene lugar en momentos en que la Federación de Fútbol de India espera dar un impulso al deporte más popular del mundo en un país de 1.200 millones donde reina el cricket.