Una jueza federal de Nueva York rechazó hoy una demanda por discriminación presentada hace más de cuatro años por un grupo de trabajadoras de la agencia de noticias Bloomberg, fundada por el alcalde de la Gran Manzana, Michael Bloomberg, a quien acusaron directamente en su denuncia.

La jueza federal Loretta Preska dictó en su fallo que las demandantes no lograron presentar pruebas suficientes que demuestren que la empresa de información financiera, de la que Bloomberg es accionista mayoritario, tiene un patrón estándar de discriminación femenina, "aunque se hayan registrado casos aislados".

Tanys Lancaster, Janet Loures y Jill Patricot, tres del casi centenar de empleadas de la agencia Bloomberg que acudieron a los tribunales, aseguraron al presentar la demanda en octubre de 2007 que habían sido víctimas de descensos profesionales injustos, así como de reducciones salariales a raíz de su embarazo.

"Un 'J'accuse!' no es suficiente en los tribunales", afirma la jueza en el fallo, en el que subraya en varias ocasiones que las evidencias presentadas en este caso son "insuficientes" para demostrar que la empresa fundada por el alcalde de Nueva York discrimina a las mujeres embarazadas.

En la demanda, presentada por la Comisión Estadounidense para la Igualdad de Oportunidades Laborales en nombre de las empleadas, se aseguraba que el propio Michael Bloomberg "impulsó, condonó y perpetuó" la discriminación femenina en su empresa, con reducciones de salario tras bajas por maternidad y sustituciones de empleadas por hombres más jóvenes.

Sin embargo, la juez Preska sostuvo que la empresa "aumentó las compensaciones" a la mujeres que volvían al trabajo tras ser madres "más que a otros trabajadores" que pedían bajas por el mismo periodo de tiempo y que no redujo sus responsabilidades más que a otros empleados que pedían otro tipo de bajas.

La magistrada recordó hoy que la ley exige no discriminar a las mujeres embarazadas y dijo que, según las evidencias presentadas, la Comisión Estadounidense para la Igualdad de Oportunidades Laborales no probó que Bloomberg cayó en una "práctica sistemática" de reducir salarios y responsabilidad a las embarazadas.

Michael Bloomberg nunca llegó a ser citado por el tribunal como demandado ya que los casos denunciados tuvieron lugar después de ganar las primeras elecciones que le llevaron al ayuntamiento de Nueva York en 2001, pero hasta en dos ocasiones llegó a testificar con relación al caso en mayo y en julio de 2009.