Un abogado en México de un laboratorio farmacéutico estadounidense que promueve una política global contra la corrupción ofreció pagarle a un experto de la oposición en una demanda comercial para que se fuera del país en una fecha clave del proceso judicial a fin de debilitar el caso, según una grabación de la conversación y un testimonio bajo juramento suministrado a The Associated Press.

La grabación y su revelación ofrecen un atisbo inusual de las tácticas del mercado global, en momentos en que el Departamento de Justicia y la Comisión de Valores de Estados Unidos lanzan una ofensiva contra las irregularidades de las compañías norteamericanas en el exterior, como parte de un esfuerzo multinacional por limpiar el comercio internacional.

Los negocios siguen turbios en muchos países, pero es raro conseguir el testimonio de una grabación.

La empresa involucrada es Baxter International Inc., con sede cerca de Chicago, una productora de medicamentos intravenosos y artefactos médicos. Sus medicamentos se usan para tratar pacientes con hemofilia, insuficiencia renal, problemas inmunológicos, enfermedades infecciosas, quemaduras graves y otros padecimientos.

El laboratorio dijo que su abogado en México no estaba autorizado a hacer ninguna oferta y ha cortado todos sus vínculos con él.

En la grabación, Jorge Hernández Marín, un abogado de la Ciudad de México que representaba a Baxter, dijo: "Mañana le compraré un pasaje a Nueva York. Usted se va a Nueva York con su esposa y explica que su hijo tuvo un problema médico: Se quebró una pierna en una bicicleta en Manhattan y tenía que irse y por eso es que usted no aceptó su asignación".

El abogado agrega: "Si es mejor para usted y usted me dice '¿Sabe que? sí, acepto su ofrecimiento', como por ejemplo: 'pero no a Nueva York, sino a Las Vegas".

En otro pasaje de la grabación, Hernández Marín dice al experto, el contador Rafael Aspuru Alvarez: "Si usted me dice, usted sabe, iba a cobrarle 100.000 pesos (unos 8.100 dólares), yo le pagaré el doble".

Aspuru Alvarez era testigo experto de Translog, una compañía mexicana de transporte. Baxter y Translog están trenzados en una disputa legal por 25 millones de dólares.

La grabación se efectuó el 24 de febrero durante un desayuno en la capital mexicana. El contador de 71 años dijo que usaba un grabador que lleva encima para no tener que tomar notas. Lo tenía en el bolsillo superior de la chaqueta.

Hernández Marín, el abogado, no respondió a reiterados llamados de The Associated Press durante más de una semana para conversar con él por teléfono o comunicarse por correo electrónico.

Después que The Associated Press suministró la grabación a Baxter, el laboratorio dijo que el abogado no estaba autorizado a contactar al contador ni a ofrecerle ningún pago. Baxter agregó que Hernández Marín era usado sólo ocasionalmente como sustituto de su asesor legal y que ya no representa a la compañía.

En la grabación, Hernández Marín dijo al contador que tenía carta blanca y que "se lo dije a la compañía".

En la demanda en México, Baxter sostiene que Translog, después de padecer problemas financieros, se negó a recoger y entregar suministros vitales a pacientes de enfermedades renales que recibían tratamientos de diálisis en sus casas. Eso obligó a Baxter a buscar otros transportistas. Translog responde que tenía derechos exclusivos a transportar los productos de Baxter en México y dice que el laboratorio ha violado esos derechos contractuales.

Un abogado de Translog en Estados Unidos, Ross Garber, dijo: "Son denuncias muy graves. Quizás es más inquietante la aparente indiferencia de Baxter y su aparente falta de diligencia para investigarlas o para tomar una medida correctiva adecuada".

Translog dijo que notificó a Baxter sobre la denuncia en abril. Un representante de Translog suministró la grabación a The Associated Press.

El Departamento de Justicia se negó a comentar el caso.

___

Los periodistas de Associated Press Matt Apuzzo en Washington DC y Katherine Corcoran y Mark Stevenson en México contribuyeron a este reportaje.