Una fotografía del nuevo embajador de Estados Unidos ante China que lo muestra con una mochila y pidiendo su propio café en un aeropuerto fue bien recibida por los ciudadanos chinos, que no están acostumbrados a esta sencillez entre sus funcionarios públicos.

Zhao Hui Tang, un empresario de Bellevue, del estado de Washington, tomó la fotografía el viernes con su teléfono celular cuando vio al embajador Gary Locke que llevaba una mochila y estaba en el mostrador de una cafetería del aeropuerto de Tacoma. Locke es el primer embajador estadounidense de ascendencia china ante el gobierno de Beijing y fue gobernador del estado de Washington.

Tang descargó la fotografía en su red social china Sina Weibo porque pensó que sería positivo mostrar al nuevo embajador en el Aeropuerto Internacional de Seattle-Tacoma.

Sin embargo, no esperaba que la imagen sería retrasmitida en 40.000 ocasiones y que habría miles de comentarios.

"Esto es algo inaudito en China", dijo Tang, un ciudadano chino-estadounidense. "Aún entre los funcionarios públicos de más bajo nivel, es algo que no hacen por ellos mismos. Alguien viene a comprarles el café. Alguien les lleva las maletas", agregó.

Locke intentó utilizar un cupón o un documento para comprar su café, pero el empleado se lo rechazó, entonces el embajador pagó con una tarjeta de crédito, indicó Tang, quien es un director ejecutivo de una empresa de publicidad en Internet llamada adSage y viajaba de Seattle hacia a Silicon Valley, en California.

Locke estaba a punto de viajar a China.

Tang se presentó con Locke cuando tomó la fotografía y le deseó suerte en su nuevo empleo.

La imagen generó comentarios favorables en la internet en China, donde los burócratas y dirigente empresariales chinos son notablemente oficiosos y atentos al status e incluso los ejecutivos de menor nivel viajan en autos conducidos por choferes con un séquito de secretarias y elementos de seguridad.