El subsecretario de Energía de Estados Unidos, Daniel Poneman, y el viceministro de Minas y Energía de Brasil, Marcio Zimmermann, instalaron hoy un foro de diálogo que tendrá entre sus objetivos la promoción de los biocombutibles.

"En el mundo actual, la demanda de energía crea grandes desafíos en el ámbito de la sustentabilidad y de la eficiencia energética y tanto Brasil como Estados Unidos tienen importantes experiencias en esas áreas", dijo el funcionario brasileño durante la instalación del llamado Diálogo Estratégico Energético.

La creación de este foro binacional fue anunciada el 19 de marzo pasado en el marco del encuentro que sostuvieron en Brasilia el presidente estadounidense, Barack Obama, y la jefa de Estado brasileña, Dilma Rousseff.

Poneman, quien llegó al país el pasado lunes, declaró que Obama tiene un especial interés en estrechar las relaciones con Brasil en todos los campos y, en especial, en el área de energía.

En lo estrictamente relacionado con su área, Poneman indicó que la "sociedad" entre Brasil y Estados Unidos puede abarcar desde los sectores de petróleo y gas hasta los biocombustibles, de los que ambos países son importantes productores.

Reiteró que, en particular, uno de los intereses de este foro de diálogo es buscar fórmulas para desarrollar un trabajo conjunto en torno a la promoción del etanol, que en Brasil se elabora con caña de azúcar y en Estados Unidos con maíz.

En el área de petróleo y gas, Poneman reafirmó el interés de empresas de Estados Unidos por participar en la explotación de la riqueza del llamado presal, un nuevo horizonte de hidrocarburos descubierto por Brasil en aguas profundas del océano Atlántico.