La corte especial que investiga el asesinato del ex primer ministro del Líbano Rafik Hariri publicó el miércoles una acusación de 47 páginas en contra de cuatro integrantes de la milicia chií Jézbola, respaldados por Irán, por su presunta participación en el mortal atentado con un vehículo cargado de explosivos.

La publicación ocurre después de que el Tribunal Especial para el Líbano informara la semana pasada que las autoridades libanesas no pudieron arrestar a los cuatro sospechosos o pudieron presentarles cargos.

Los hombres son acusados de detonar el camión cargado con explosivos el 14 de febrero del 2005 en un incidente en el que murieron Hariri y otras 22 personas, entre ellas un atacante suicida.

El Jézbola ha negado su participación en el atentado y señaló que jamás entregará a los sospechosos.