Un cohete cayó en la mañana del miércoles dentro del complejo presidencial en pleno centro de la capital afgana y el ministerio del Interior dijo que no provocó, ni víctimas ni daños.

Un agente policial afgano, Ezatula, que llegó al lugar al producirse el ataque dijo a The Associated Press que el cohete cayó dentro del complejo presidencial.

Otro funcionario policial confirmó que un cohete cayó dentro del perímetro del espacioso complejo presidencial. El funcionario habló a condición de mantenerse anónimo debido a la delicada información.

Un funcionario militar estadounidense, que pidió mantener su nombre en reserva, dijo que el cohete no cayó en el palacio presidencial ni tampoco causó daños.

La policía investiga.