Una veintena de universidades iberoamericanas lideradas por Brasil, Argentina y México, y seguidas de España y Chile, se encuentran en el ránking de las 500 más valoradas en China, en una lista capitaneada y dominada en más de un 50 por ciento por Estados Unidos.

"Las universidades latinoamericanas y españolas no han registrado cambios notables este año con respecto al ránking de 2010", manifestó hoy a Efe Cheng Yin, director del programa del Ránking Académico de Universidades Mundiales (ARWU, siglas en inglés) 2011 (www.arwu.org), publicado esta semana.

Centros iberoamericanos que se sitúan entre los 200 primeros puestos, como el de Sao Paulo (USP), el argentino de Buenos Aires (UBA) y el Nacional Autónoma de México (UNAM), "se vieron beneficiados por los premios internacionales que recibieron sus profesores y graduados y por el número de tesis", señaló Cheng.

El ARWU usa seis indicadores para valorar los centros, entre ellos el número de profesores y alumnos que han ganado premios Nobel y otros galardones en ciencias y economía, menciones a sus investigadores, artículos publicados en diarios científicos y sus resultados per cápita respecto al tamaño de la institución.

En la confección del listado, que excluye humanidades, se barajan cada año un total de mil universidades de las que sólo la mitad recibe mención en el ránking que publica desde 2003 la universidad shanghainesa de Jiaotong, considerado el de mayor prestigio en el país asiático y reconocido por el sector académico mundial.

Sus resultados no son baladíes, ya que la elite económica y política china suele escoger los primeros cien no sólo para la preparación de sus hijos, sino también para, de paso, invertir en inmuebles en la ciudad que acoge el centro.

A pesar de los resultados de los centros iberoamericanos, lo cierto es que ninguno de ellos se encuentra entre los cien primeros de un ránking copado en un 54% por Estados Unidos, y liderado por cuatro de sus instituciones: Harvard en el primer puesto, seguida de Stanford, Massachusetts Institute of Technology (MIT) y Berkeley.

Entre los primeros puestos están de nuevo las británicas de Cambridge y Oxford, la japonesa de Tokio, la canadiense de Toronto o las francesas París XI y Pierre and Marie Curie, y a partir del número cien la ordenación es alfabética en grupos de 50.

La única universidad iberoamericana incluida entre los 150 primeros es la de Sao Paulo, mientras que la UBA y la UNAM se encuentran entre las 200 más valoradas, y no es hasta las primeras 300 cuando aparecen las instituciones españolas.

Éstas están lideradas por la Universidad Autónoma de Madrid (UAM), la Complutense de Madrid (UCM), la de Barcelona (UB) -que el año pasado se encontraba entre las 200 primeras- y la de Valencia (UV), en un grupo que incluye también a la brasileña de Campinas.

"España está en desventaja con respecto a otros países europeos como Alemania, Reino Unido, Francia, Suecia, Suiza, Dinamarca o Noruega, cuyos centros están en el grupo de los 100, mientras que el mejor español está en el 200, por detrás de Italia, otro país de Europa meridional, y sólo delante de Portugal", explicó Cheng.

Entre los puestos 301 y 400 están la Autónoma de Barcelona, la Politécnica de Valencia, la Pompeu Fabra y las brasileñas Federal Minas Gerais, Federal Río de Janeiro y la Estatal de Sao Paulo.

Comprendidas entre los puestos 401 y 500, aparecen las universidades de Rio Grande do Sul, Granada, Santiago de Compostela y Zaragoza, y las dos únicas chilenas de la lista: la Católica de Chile y la Universidad de Chile.

Por último, el número de universidades chinas se incrementó hasta 35 este año, aunque abanderadas en los primeros 200 puestos por la isla de Taiwán (autogobernada desde 1949) con su Universidad Nacional, la ex colonia británica de Hong Kong y por la pequinesa Universidad de Tsinghua.