La Comisión de Relaciones Exteriores de la Cámara de Diputados de Argentina aprobó hoy la creación del Banco del Sur, cinco días después de que los países fundadores del organismo se comprometieran en Buenos Aires a acelerar su puesta en marcha, informaron fuentes parlamentarias.

La comisión, presidida por el peronista disidente Alfredo Attanasoff, dio el visto bueno para la sanción definitiva en Argentina del convenio constitutivo de la entidad financiera fundada junto a Venezuela, Brasil, Uruguay, Paraguay, Bolivia y Ecuador, y en la que Chile y Perú participan como observadores.

El pasado 29 de junio el Senado argentino dio media sanción al proyecto, que ahora deberá ser tratado por las comisiones de Finanzas y de Presupuesto de la Cámara baja antes de llegar al recinto.

Durante la primera reunión del Consejo Suramericano de Economía y Finanzas, celebrada el pasado viernes en Buenos Aires, los países fundadores del Banco del Sur se comprometieron a acelerar su lanzamiento con vistas a contar con instrumentos de financiación a largo plazo e invitaron a sumarse a la entidad a los otros miembros de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur).

El Banco del Sur es una vieja iniciativa del presidente venezolano, Hugo Chávez, que se oficializó en febrero de 2007 cuando firmó con el entonces mandatario argentino, Néstor Kirchner, el memorando para su creación, con el objetivo de crear una alternativa a los organismos tradicionales de crédito.

En diciembre de ese año, el proyecto de la entidad fue puesto en marcha formalmente en Buenos Aires por mandatarios y autoridades de los siete países fundadores, mientras que en septiembre de 2009, ese grupo de naciones firmó en la venezolana Isla de Margarita el convenio constitutivo del Banco del Sur.