El expívot Shaquille O'Neal, que acaba de retirarse tras casi dos décadas en la NBA, quiere volver a probar suerte en el mundo del cine y está a punto de graduarse en la Academia de Cine de Nueva York (Nyfa), con lo que espera resarcirse de su discreta carrera como actor en los años noventa.

El exjugador de baloncesto "ha recibido instrucción en dirección y cinematografía, además de pasar varios días filmando en los estudios Universal junto a compañeros de clase", según informa hoy en su blog la escuela de cine neoyorquina.

"Tanto el personal como los estudiantes han comentado que Shaq ha sido increíblemente humilde, gracioso y simpático y ha sido un gusto para ellos tenerle en la academia", añadió la escuela.

El expívot es muy popular entre los alumnos, que participan en los pequeños clips que cuelga en su diario online, y en uno de ellos O'Neal afirma: "¿Por qué actuar cuando puedes dirigir?".

O'Neal se retiró el pasado junio tras 19 temporadas al más alto nivel en la NBA, donde fue el gran dominador bajo los aros y ganó tres anillos de campeón con los Lakers de Los Ángeles, uno con los Heat de Miami y también jugó con los Magic de Orlando y los Cavaliers de Cleveland antes de dar por finalizada su carrera con los Celtics de Boston.

A mediados de los noventa, el exjugador, una de las grandes personalidades del deporte en Estados Unidos, apareció como actor en varias películas como el drama "Blue Chips", la comedia "Kazaam" o "Steel", en la que interpretó a un superhéroe vestido con armadura de hierro.

Ninguna fue un éxito en taquilla y O'Neal decidió entonces pasar al mundo de la canción, lanzando hasta cuatro álbumes que demostraron que lo suyo es realmente jugar al baloncesto, según sus críticos.

Recientemente fue contratado como comentarista por la cadena de cadena de televisión Turner Sports y compartirá plató con su amigo Charles Barkley.