Ninguna persona sobrevivió entre los 13 ocupantes de dos aviones que desaparecieron el domingo y cuyos restos fueron localizados en la región montañosa oriental de Sudáfrica, dijeron el martes autoridades de socorro.

Se desconocen las razones por las que ambos aviones de desplomaron.

Los restos de los aparatos fueron ubicados el martes desde un helicóptero en una zona montañosa con acantilados cerca de Tzaneen, de donde habían despegado el domingo hacia Johannesburgo, distante a 400 kilómetros (250 millas), afirmó Johnny Smit, del organismo Rescate Sudáfrica.

Los socorristas descendieron del helicóptero y encontraron muertos a los dos pilotos y a los 11 pasajeros, entre ellos dos niños.

El portavoz de la Feria Aérea de Durban, Ray de Vries, dijo que uno de los organizadores viajaba en uno de los aviones privados, los cuales habían sido aparatos militares. Según de Vries, el grupo regresaba de una carrera aérea.