Diversos gremios iniciaron el martes un paro de cuatro horas convocado por la principal central laboral del país mientras que los empleados de los bancos estatales iniciaron una huelga por 24 horas.

El paro por cuatro horas fue dispuesto por el Plenario Intersindical de Trabajadores-Convención Nacional de Trabajadores (PIT_CNT) y se extiende desde las 09:00 a 13:00 hora local (12:00 a 16:00 GMT).

El paro incluye demandas de mejoras salariales y en defensa de las empresas públicas hasta el pedido de eliminación de la ley de caducidad que amparó a militares de la dictadura (1973-1985) de ser sometidos a juicio.

La defensa de las empresas públicas tiene relación con la ley de Participación Público-Privado por el cual el gobierno del presidente José Mujica puede incluir a sectores privados en la esfera pública para mejorar infraestructura y el desarrollo.

El transporte de pasajeros adhirió al paro pero mantuvo sus servicios y los comercios abrieron normalmente sus puertas. En cambio, los bancos estatales paralizaron, en respaldo de sus reivindicaciones de un nuevo convenio de trabajo.

El paro está acompañado de una concentración en los alrededores del palacio Legislativo, donde se discute la llamada rendición de cuentas, un mecanismo que analiza como marcha el presupuesto general y en ese marco se reclaman más dineros sea en sueldos o en inversiones.

Mujica ha enfrentado varios paros parciales desde que asumió el primero de marzo de 2010 para un mandato de cinco años.