La policía desalojó el martes a un grupo de jóvenes que ocuparon las oficinas electorales de una ciudad del norte del país como protesta porque no han recibido las cédulas necesarias para votar en los comicios generales de noviembre.

La directora del Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cnidh), Vilma Núñez, dijo que los jóvenes pertenecen al opositor Movimiento de Resistencia Juvenil por la Dignidad (Rejudin) y se habían apoderado pacíficamente de las oficinas del Consejo Supremo Electoral (CSE) de la ciudad de Mayagalpa, 95 kilómetros al norte de Managua.

Byron Rivas, uno de los jóvenes que encabezó la toma del edificio gubernamental, dijo al Canal 15 de la televisión local que continuarán la protesta frente al edificio.

Jairo Contreras otro de los líderes de Rejudin dijo a AP que tres organizaciones juveniles más apoyaban el martes protestas por cédulas en las provincias de León, Nueva Segovia, Juigalpa y Rio San Juan.

Desde hace dos semanas centenares de nicaragüense han denuncias en distintos sitios del país que el Consejo Supremo Electoral (CSE) todavía no les entrega las cédulas de identidad.

El vocero de la Policía Nacional, comisionado Fernando Borge, dijo a AP que grupos de hasta 50 personas que reclaman sus cédulas mantienen tranques en la carretera en tres puntos próximos a la ciudad de Siuna, 237 kilómetros al noreste de Managua.

El vicepresidente de la República, Jaime Morales Carazo, refiriéndose a las protestas, dijo que "estamos en un país libre y tienen derecho a manifestarse. Es una forma de dejarse escuchar", según declaraciones divulgadas por el Canal 15.

Los partidos de oposición señalan que más del 12% de la población apta para votar calculada en casi tres millones no tiene el documento de identidad, pero el vocero del Consejo Supremo Electoral, Félix Navarrete, dijo a AP que los sin cédula son menos del 4%.

Navarrete atribuye las protestas a "acciones electoreras de la oposición".