La policía brasileña anunció que investiga a una compañía promotora de partidos de fútbol por supuestamente malversar unos cuatro millones de dólares de fondos públicos para promocionar un amistoso entre Brasil y Portugal en 2008.

El inspector Henri Perez Lopes le dijo al diario Folha de S.Paulo que el gobierno municipal de Brasilia pagó 3,9 millones de dólares a la firma Ailanto Marketing para promocionar el encuentro en la capital del país.

Lopes indicó que las autoridades quieren saber cómo se gastó el dinero, qué sucedió con los ingresos por la venta de entradas y porqué la federación de fútbol de Brasil, y no Ailanto, terminó pagando por el amistoso.

La policía no contestó las llamadas de la AP para pedir más información sobre el caso.