El Gobierno y los empresarios de Nicaragua destacaron hoy los buenos índices de seguridad ciudadana y los tratados de libre comercio para atraer el capital de 70 empresas del exterior que participan en un foro de inversiones en Managua.

El foro "Crezcamos juntos", que inauguró en un hotel de Managua el vicepresidente nicaragüense, Jaime Morales, promueve la inversión en los sectores de agricultura, agroindustria, tercerización de servicios, turismo, infraestructura y energías.

El presidente del Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep), José Adan Aguerri, y el delegado presidencial para las inversiones, Álvaro Baltodano, coincidieron en resaltar la seguridad ciudadana que existe en el país para atraer nuevas inversiones.

Nicaragua es "un país en paz y con la mejor seguridad ciudadana en toda Centroamérica", afirmó el dirigente empresarial.

Además, mencionó que los tratados de libre comercio que Nicaragua tiene vigente, entre ellos con EE.UU. y un acuerdo de asociación con la Unión Europea (UE), le otorgan a las empresas un "acceso preferencial" a más de 1.000 millones de consumidores en todo el mundo, incluyendo "a 800 millones que poseen algunos de los ingresos per cápita más altos".

Aseguró que Nicaragua es el país con "mayor apertura económica y comercial de Centroamérica".

Según los organizadores, en la ronda de negociaciones que concluirá el próximo jueves, participan delegaciones empresariales de Estados Unidos, China, México y de los países de Sudamérica y la Unión Europea.

El vicepresidente Morales expresó que el Gobierno de Daniel Ortega mantiene una "relación estrecha" con la empresa privada, mientras Aguerri sostuvo que ese "diálogo social" ha permitido la aprobación en consenso de 45 leyes en el Parlamento.

Uno de los expositores locales, Carlos Pellas, presidente del Grupo Pellas, uno de los consorcios más grandes del país, subrayó entre las ventajas competitivas que ofrece Nicaragua los recursos hídricos y turísticos, así como sus tierras fértiles.

Explicó que en la última década, el Grupo Pellas invirtió más de 500 millones de dólares en el país en los sectores agroenergéticos, industriales, comerciales, servicios y de responsabilidad social "con resultados muy, pero muy satisfactorios".

En el foro también expusieron sus logros empresarios locales del café, banca, finanzas y educación, así como representantes de empresas extranjeras que se han asentado en Nicaragua.

Por su parte, el asesor presidencial para asuntos económicos, Bayardo Arce, dijo a periodistas que en la reunión no se ofrece ninguna condición especial a los inversionistas, sino que se explica los beneficios de la Ley de Inversiones Extranjeras y "una política económica muy clara", a la cual dan seguimiento los organismos financieros multilaterales.

Baltodano, en tanto, se refirió a los beneficios que ofrece Nicaragua con el régimen de zonas francas y el programa Better Work que impulsan la Organización Internacional del Trabajo, el Banco Mundial (BM) y la Secretaría de Estado de EE.UU.

En el evento también se destacó que las exportaciones totales de Nicaragua, incluyendo zonas francas, fueron de 3.156 millones de dólares en 2010, la deuda externa bajó en la última década de 6.600 millones de dólares a 3.800 millones, y que los depósitos en el sistema financiero son "los más altos de la historia" al alcanzar los 3.600 millones de dólares.

Además, que las reservas internacionales brutas al 2010 alcanzaron los 1.799 millones de dólares y que Nicaragua, en el 2017, ya no dependerá de la energía térmica.