El canal Bravo no ha querido revelar qué podría ocurrir con la segunda temporada de "The Real Housewives of Beverly Hills" tras la inesperada muerte de Russell Armstrong, el esposo separado de una de las estrellas del show, Taylor Armstrong.

Los problemas matrimoniales de la pareja fueron parte del drama durante la primera temporada del programa, que retrata la vida real de seis mujeres que viven en vecindario lujoso de Beverly Hills. Los problemas de la pareja iban a ser parte de la trama de la segunda temporada, que empieza el 5 de septiembre.

Russell Armstrong, de 47 años, un banquero especializado en inversiones y empresario, fue hallado muerto el lunes por la noche, ahorcado en una casa en la calle Mulholland Drive. El médico forense del condado de Los Angeles, Ed Winter, dijo que no se encontró una nota suicida.

Armstrong apareció acompañando a su esposa a varios eventos durante la primera temporada de la serie. Taylor Armstrong habló con frecuencia en el programa sobre su relación de pareja, y otra de las amas de casa, Kyle Richards, dijo que eso iba a continuar en la segunda temporada.

Richards dijo en una entrevista la semana pasada que la audiencia podía esperar ver "el deterioro de la situación de Taylor, y es un asunto muy conmovedor, un asunto muy difícil".

Bravo difundió a la prensa un ejemplar del primer episodio de la nueva temporada la semana pasada, en el cual Taylor Armstrong le dice a las otras mujeres que ella y su esposo iban a terapia. Luego, empieza a llorar durante una cena cuando el esposo de una de las otras amas de casa le dice que la terapia es una señal de debilidad. El episodio también muestra a Taylor comprando lencería en un intento por revitalizar su matrimonio.

Según documentos legales, Taylor Armstrong pidió el divorcio el 15 de julio en Los Angeles. Russell Armstrong no había respondido.

No se sabía si el divorcio de la pareja sería parte del programa, pero no sería la primera vez.

Durante la temporada pasada, el divorcio de Camille Grammer de su esposo, el actor Kelsey Grammer, fue parte del trama de la serie. Brandi Glanville, una nueva miembro del elenco para la segunda temporada, enfrenta los efectos de su divorcio público del actor Eddie Cibrian, quien recientemente se casó con la cantante Leann Rimes tras un aventura amorosa documentada por los tabloides y los sitios de chisme.

Los problemas sentimentales son recurrentes en las series de "Real Housewives", que documentan la vida de mujeres privilegiadas en ciudades como Miami, Atlanta y Nueva York.

Bravo emitió un comunicado el martes en el que decía: "Todos en Bravo estamos profundamente entristecidos por estas trágicas noticias, nuestras condolencias y pensamientos están con la familia Armstrong en este difícil momento".

___

En internet:

http://bravo.ly/nvhZwd

___

La periodista especializada en espectáculos Sandy Cohen puede ser contactada por http://www.twitter.com/APSandy .