La única magistrada hispana de la Corte Suprema de Justicia de Estados Unidos, Sonia Sotomayor, cumple una visita privada de cuatro días a El Salvador, durante la cual dialogará con altos cargos del Gobierno y estudiantes.

En una breve declaración ante la prensa, a la que no se le permitieron preguntas, Sotomayor indicó que llegó ayer al país centroamericano invitada por la embajadora estadounidense en San Salvador, Mari Carmen Aponte, con quien, dijo, mantienen una amistad personal.

"En mis cuatro días aquí voy a tener el honor de conocer una variedad de personas, incluyendo miembros de las tres ramas de Gobierno (Ejecutiva, Legislativa y Judicial) y representantes de la sociedad civil", dijo la magistrada, quien hizo la declaración en la legación estadounidense.

"En mi primer día, ayer, me impresionó la profundidad del compromiso de la sociedad salvadoreña (con el) Estado de Derecho", agregó, sin precisar con quiénes dialogó.

Sotomayor se reunió ayer en un hotel de la capital salvadoreña con miembros de la Corte Suprema de Justicia de El Salvador, en un encuentro privado, según la prensa local.

La magistrada refirió que también se reunirá con "estudiantes de inglés, estudiantes de Derecho y jóvenes de escasos recursos que están saliendo adelante" en centros académicos salvadoreños.

"Me emociona hablar con ellos sobre la importancia del estudio y del trabajo duro para que este país pueda alcanzar su potencial pleno", agregó.

"Espero que nuestros pueblos puedan seguir trabajando juntos para fortalecer una vez más la amistad entre los Estados Unidos y El Salvador", dijo Sotomayor.