La aprobación final que tienen que dar las Grandes Ligas a la venta de los Astros de Houston por parte de su actual dueño Drayton McLane al empresario local Jim Crane tendrá que esperar algún tiempo más para completar algunos aspectos fiscales de la transacción.

A través de un comunicado oficial, las Grandes Ligas confirmaron el aplazamiento del voto de aprobación que debían dar el lunes para que Crane, de manera oficial pudiese adquirir la responsabilidad completa del equipo que milita en la Liga Nacional.

El pasado 16 de mayo, ambas partes llegaron al acuerdo por 680 millones de dólares y el comisionado del béisbol de las Grandes Ligas, Bud Selig, declaró el pasado mes que la venta iba camino a ser aprobada.

Pero el lunes, las Grandes Ligas afirmaron en un comunicado que faltan completar trámites de fiscalización de la transacción.

"Porque ese procedimiento continúa, no se espera que la venta de los Astros pase al proceso de aprobación en la reunión de dueños de esta semana. Las Grandes Ligas seguirán trabajando lo más expeditamente posible para completar el proceso", destaca el comunicado oficial dado a conocer por la oficina del comisionado.

La venta sería la segunda más cara de un equipo de las mayores, luego de la de 845 millones de los Cachorros de Chicago hace dos años, que también milita en el "Viejo Circuito".

Los Medias Rojas se vendieron por 660 millones en 2002 para ser el más caro de la Liga Americana.