Monedas de euro griegas y alemanas son fotografiadas en un monedero en Düsseldorf en Alemania. EFE/Archivo