Con cánticos y carteles, una decena de personas protestaron el martes contra un programa que le da acceso a las autoridades federales de inmigración a huellas digitales para identificar a inmigrantes ilegales.

La manifestación en Atlanta fue una de varias previstas frente a locales del Partido Demócrata en diversas ciudades como parte de una jornada nacional.

En el sur de Florida, inmigrantes se sumaron a una protesta contra la decisión del gobierno del presidente Barack Obama de hacer obligatorio el programa llamado Comunidades Seguras.

Los activistas locales se manifestaron frente a las oficinas del Partido Demócrata en el condado de Dade, en Miami.

El gobierno anunció en fecha reciente que obligará que las policías locales verifiquen la condición migratoria de los individuos que arresten o encarcelen. Antes, la aplicación del programa era voluntario.

Los manifestantes repartieron copias de miles de peticiones contra el programa.

Se preveían actos similares frente a los locales demócratas en Chicago, Houston, Boston y Charlotte, Carolina del Norte.

Los grupos piden la abolición del programa Comunidades Seguras (SCOMM por sus siglas en inglés), que permite al FBI y el Departamento de Seguridad Nacional compartir huellas digitales para identificar a inmigrantes ilegales acusados de delitos.

Las policías locales habitualmente envían huellas digitales al FBI para averiguar si un individuo arrestado posee antecedentes criminales.

Los organizadores de la protesta en Atlanta exigieron al presidente Obama que cumpla sus promesas de reformar el sistema inmigratorio.

"El presidente Obama debe escuchar la verdad de parte de los demócratas de Georgia en momentos que el país enfrenta una crisis odiosa debido al fracaso de las políticas inmigratorias y las promesas incumplidas", dijo Adelina Nicholls, directora ejecutiva de la Alianza Latina de Georgia por los Derechos Humanos.

El Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de Estados Unidos (ICE, por sus siglas en inglés) dijo que el programa SCOMM facilita la información entre fuerzas de seguridad locales y federales y su objetivo es identificar a inmigrantes ilegales acusados de delitos.

Los opositores dicen que puede conducir a la detención de inmigrantes ilegales arrestados durante la investigación de delitos menores y que la gente deja de confiar en la Policía.

El ICE está aplicando el programa en 44 estados y prevé extenderlo a los 50 para 2013.

Dirigentes del Partido Demócrata de Georgia recibieron a los manifestantes y dijeron que entregarán al presidente un petitorio con 439 firmas.