La Corporación Financiera Internacional (IFC), entidad del Banco Mundial, facilitará 37 millones de dólares a la empresa Emerging Markets Communications (EMC) para que provea servicios de telecomunicaciones a zonas aisladas y regiones subdesarrolladas de todo el mundo.

De los 37 millones, 17,5 los proporcionará el banco de desarrollo de los Países Bajos (FMO), informó hoy la IFC en un comunicado.

La financiación se utilizará para mejorar la estructura de capital de la compañía, entre otros asuntos, indicó la organización.

Según el responsable global de la división de Inversión en Telecomunicaciones, Media y Tecnología de la IFC, Kent Lupberger, "el acceso a los servicios de comunicación es una parte vital de la capacidad de las organizaciones para contribuir al crecimiento económico de los países en todo el mundo".

El acuerdo con EMC se enmarca en la trayectoria de inversiones en servicios de comunicaciones en mercados emergentes de la IFC, el brazo de inversiones en el sector privado del Banco Mundial.

EMC trabaja en más de 140 países de todo el mundo, pero centra su atención en África, Asia Central y otras regiones con mercados emergentes.