Dolientes silenciosos, a la luz amarilla y naranjada de velas, acudieron a la tumba de Elvis Presley en Graceland para recordarlo en el 34to aniversario de su muerte.

Muchos de ellos llegaron desde América Latina o Asia.

Miles de admiradores de Elvis, con velas en mano, caminaron en la humedad de la noche hasta las tumbas de Elvis y sus familiares, algunos secándose las lagrimas. Arreglos florales y coronas en forma de corazón decoraron la tumba, mientras se escuchaban "If I Can Dream" y otras canciones.

La vigilia empezó el lunes por la noche y duró hasta la mañana del martes, el aniversario de la muerte del Rey el 16 de agosto de 1977. La vigilia fue el evento principal de la "Semana de Elvis", y algunos esperaron por horas afuera de la mansión señorial en Memphis para el comienzo de la procesión.

Paula Penna vino con su familia desde Campinas, Brasil, para asistir a su sexta vigilia, un evento que realizan los fanáticos cada año. Lloró y abrazó a su esposo, su hermana y su tía después ofrecer su pésame.

Penna, quien conoció a su esposo brasileño en un club de fanáticos de Elvis, aseguró que las canciones de Elvis han ayudado a su familia durante buenos y malos tiempos. Todos los cuatro tienen tatuajes de Elvis.

"La música de Elvis mantiene unida a la familia", dijo Penna, quien además celebra su 27to cumpleaños el martes. "Prometí que iría todos los años a hacer homenaje a Elvis porque ha sido muy importante en a vida de mi familia".

Los fanáticos llegaron desde Japón, Inglaterra, Alemaña y otros países. Algunos estaban vestidos con trajes completos de Elvis mientras otros portaban nada más sus característicos lentes de sol o sus patillas.

La temperatura alcanzó casi 27 grados centígrados (80 Fahrenheit), muy por debajo de los casi 38 grados centígrados (100 F) que tuvieron que soportar los fanáticos el año pasado.

Unas 15.000 a 20.000 personas asistieron, según cálculos de la policía y una vocera de Elvis Presley Enterprises. Eso no se acerca a las 75.000 personas que se esperan en Graceland en 2012 para el 35to aniversario de la muerte del cantante.

La vigilia anual empezó cuando algunos seguidores de Elvis viajaron a Graceland el año que murió su héroe. Se convirtió en un evento organizado en 1982.

Este año hay algo más para conmemorar. Hace 55 años, en 1956, aparecieron los dos primeros álbumes de Elvis. Ese año, Elvis vendió 10 millones de sencillos y 800.000 LP.