Las víctimas de la estafa de Bernard Madoff solamente tienen derecho a reclamar el dinero que invirtieron en el fondo del exfinanciero y no los beneficios que éste les hizo creer que había generado, dictó hoy el Tribunal de Apelaciones del Segundo Circuito Federal de Nueva York.

El juez Dennis Jacobs indicó que el fideicomiso encargado de liquidar los bienes del estafador, Irving Picard, podrá continuar distribuyendo los pagos en función de los "activos netos" y no las supuestas ganancias netas de cada inversor, según el texto de la decisión judicial.

Así, los estafados no tienen derecho a exigir las cantidades que reflejaban sus extractos financieros cuando se destapó el fraude, abultados fraudulentamente por Madoff, sino únicamente el dinero total invertido menos cualquier cantidad retirada antes de diciembre de 2008, añade el escrito.

El magistrado respaldó así el método del fideicomiso frente a la demanda presentada por un grupo de antiguos inversores -entre ellos los dueños del equipo de béisbol de los Mets de Nueva York- que exigían ser indemnizados por los beneficios que supuestamente obtuvieron de sus inversiones confiadas al fondo Bernard L. Madoff Investment & Securities (BLMIS).

Lo contrario "hubiera provocado el efecto absurdo de tratar como reales a beneficios sobre el papel arbitrarios y ficticios, dando un efecto legal a las maquinaciones de Madoff", señaló el juez.

Esos inversores, conocidos como "ganadores netos", habían recurrido un fallo anterior del juez Burton Lifland que les negaba el derecho a reclamar una compensación por sus beneficios porque los extractos que preparaba Madoff eran "enteramente ficticios" y "no reflejaban las posiciones actuales de los activos que podían ser liquidados".

Por su parte, el Tribunal de Apelaciones del Segundo Circuito Federal de Nueva York señaló hoy que aquellos estados de cuenta "reflejaban transacciones imposibles y el fideicomiso no está obligado a ponerse en la piel del estafador o tratar los extractos de sus clientes como reflejos de la realidad".

Hasta el momento, el fideicomiso de Madoff ha logrado recaudar unos 8.600 millones de dólares para indemnizar a los afectados por el mayor esquema Ponzi jamás descubierto en Wall Street, cerca de la mitad de los 17.300 millones que perdieron los clientes que interpusieron reclamaciones válidas ante el fideicomiso.

Madoff, de 73 años, cumple una condena de 150 años de cárcel por mantener una estructura financiera piramidal con la que lograba atraer enormes cantidades de dinero con la falsa promesa de invertirlo y obtener elevadas ganancias, lo que ocasionó unos 65.000 millones en pérdidas a inversores de todo el mundo.