El presidente del Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep) de Nicaragua, José Adán Aguerri, pidió hoy una campaña electoral "cívica, tolerante y sin violencia" a las cinco coaliciones políticas que participarán en las elecciones presidenciales y parlamentarios de noviembre próximo.

"Tengamos un proceso no violento y el llamado a los cinco partidos en contienda es que no haya violencia y que llamen a sus afiliados a que respeten las diferencias de opiniones", instó el titular de la principal cúpula empresarial del país, en declaraciones a periodistas.

La campaña electoral arranca de forma oficial el sábado próximo y concluirá el 2 de noviembre, cuatro días antes de la votación, según el calendario electoral.

En los últimos 12 días han ocurrido distintos brotes de violencia que han dejado a tres personas con heridas de bala.

El 10 de agosto dos personas recibieron disparos cuando simpatizantes de liberales disidentes se enfrentaron a partidarios del presidente Daniel Ortega, quien busca una polémica reelección, durante la culminación de las fiestas patronales en Managua.

El 4 de agosto, un opositor a Ortega también resultó con una herida de bala cuando en el norteño municipio de San Fernando decenas de personas reclamaban por sus cédulas de identidad frente a las oficinas del Consejo Supremo Electoral en esa localidad.

Además, en el municipio de Siuna, en el Caribe Norte de Nicaragua, otro grupo de manifestantes mantiene interrumpido el tráfico en demanda de sus documentos de identidad, imprescindibles para votar el 6 de noviembre.

Uniformados de la Policía y el Ejército han sido desplegados tanto en San Fernando como en Siuna para imponer el orden.

Mientras el empresariado hacía un llamamiento a lo no violencia, la legisladora disidente sandinista Mónica Baltodano instó este lunes a los nicaragüenses a protestar contra un proceso electoral que tildó de "fraudulento".

"Que la gente vaya a las urnas y exponga, escribiendo en la boleta presidencial, que esto es un fraude, una mascarada y que no sirve para nada, que de esa manera participen expresando su repudio a la mascarada electoral", dijo Baltodano al canal 12 de la televisión local.

En las elecciones de noviembre participarán el gobernante Ortega, del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) y el opositor Partido Liberal Constitucionalista (PLC), que postula a la Presidencia al exmandatario Arnoldo Alemán (1997-2002).

También una alianza encabezada por el Partido Liberal Independiente (PLI), cuyo candidato a la Presidencia es el empresario radial y diputado en el Parlamento Centroamericano (Parlacen), Fabio Gadea, quien es consuegro de Alemán.

Además, la Alianza Liberal Nicaragüense (ALN) con el "excontra" y diputado Enrique Quiñónez; así como Alianza por la República (Apre), con el diplomático Róger Guevara.

En los comicios del 6 de noviembre unos 3,3 millones de nicaragüenses están habilitados para elegir a su presidente, vicepresidente, 90 diputados ante la Asamblea Nacional y 20 ante el Parlacen.