El presidente del Banco Central, Diego Borja, afirmó el martes que el Fondo Monetario Internacional, FMI, "brilló por su ausencia" ante la crisis económica de Estados Unidos y países de Europa.

Advirtió que la crisis de los países industrializados puede afectar a la región de forma "extremadamente fuerte" por la disminución de las exportaciones.

En declaraciones a la red de televisión Ecuavisa, Borja criticó lo que consideró una falta de iniciativa del FMI ante la crisis económica estadounidense y europea.

"¿Dónde estuvo el FMI? ¿Dónde estuvo la condicionalidad del FMI a Estados Unidos?. Brilló por su ausencia. Y lo mismo se puede decir con Europa", afirmó el funcionario, en referencia a las exigencias o condiciones que el FMI suele aplicar en sus políticas financieras.

Aseveró que la crisis "nos puede afectar de manera particular de una forma extremadamente fuerte: disminución de las exportaciones, porque esos países dejan de comprarnos productos, disminución del precio del petróleo con el obvio impacto sobre una economía petrolera, disminución de las fuentes de trabajo para nuestros migrantes".

Expresó que "si el precio del petróleo cae, el golpe sobre las economías petroleras de la región, no solo sobre Ecuador sino sobre otras economías petroleras ... como Venezuela, Brasil, será fuerte porque son economías que dependen de una mercancía muy importante de ese producto".

"Antes de que eso suceda es necesario movilizar las reservas (monetarias) que tenemos para movilizar la economía, porque una cosa es movilizar la economía cuando tiene fortaleza y otra cuando está enferma", señaló Borja.

Añadió que América Latina tiene 600.000 millones de dólares de reservas, tiene una economía que está creciendo por encima del 4,5% en promedio ... tiene una condición de inversión productiva y de empleo suficiente, por tanto tiene la fuerza para hacerlo adecuadamente (evitar la crisis)".