Voluntarios de la organización "Animales SOS" se desplegaron por las calles de esta capital el martes y repartieron comida a cientos de perros callejeros en el día consagrado a San Roque, un santo católico considerado en Bolivia como el patrono de los canes.

Romeo Villanueva, miembro de la organización dijo a la AP que se prepararon unos 5.000 sándwiches con carne molida de pollo y de res para ser distribuidos en los barrios populares y del centro de La Paz donde se concentran mayormente los perros sin dueños.

La organización realiza la misma tarea cada año pero esta vez preparó el mayor número de sándwiches debido al aumento de canes vagabundos.

La alcaldía de La Paz estima que en la ciudad hay 90.000 perros callejeros pero "Animales SOS" asegura que son más de 200.000. La misma organización estima que en Bolivia hay un perro por cada cuatro habitantes lo que da la cifra de 2,5 millones entre los que tienen y no tienen dueño.

La rabia transmitida por la mordida de canes infectados no fue erradicada en Bolivia y sigue siendo un grave problema de salud pública. El gobierno llamó el 20 y 21 de agosto a una vacunación masiva canes en el país.

El Ministerio de Salud reportó 121 casos de rabia en lo que va del año y dos personas muertas por el mal.

"Animales SOS" planteó hace un año el cobro de un tributo equivalente a 14 dólares al año a los propietarios de perros, con el fin de controlar a la población canina, pero la propuesta no tuvo acogida en las autoridades.