El Villarreal afronta este miércoles su primera final de esta temporada, contra el Odense en Dinamarca en la ida de la fase previa de la Liga de Campeones, y lo hace con el objetivo de encarrilar su pase a la fase final del máximo torneo continental de clubes.

A pesar de llegar como favorito a este cruce, el equipo español no quiere confianzas y buscará en este primer partido tomar ventaja en la eliminatoria.

Para ello y tras más de un mes de trabajo, el Villarreal llega con la gran mayoría de sus efectivos en condiciones, y con la única baja del lateral canario Ángel López, quien no se ha recuperado de sus problemas en la rodilla.

Juan Carlos Garrido ha convocado 21 jugadores para este encuentro, ya que también ha podido contar con los jugadores con problemas físicos, como eran Marcos Senna, Carlos Marchena y Nilmar Honorato da Silva, que arrastraban ligeras molestias que podían hacer peligrar su participación.

De este modo, el equipo castellonense podrá poner en juego su alineación de gala. En el ataque podrían participar el brasileño Nilmar y el italiano Giuseppe Rossi, integrantes de un once en el que destaca la presencia de uno de los nuevos fichajes de la temporada, el defensa colombiano Cristian Zapata.

Esta es la segunda vez que el Villarreal disputa en su historia una fase previa de la Liga de Campeones, que se antoja clave superar para el futuro económico y deportivo del club.

Por su parte, el Odense afronta el partido pleno de confianza, tras eliminar sorprendentemente al Panathinaikos en la ronda anterior, sin ninguna presión y más que satisfecho ya por haberse asegurado al menos la participación en la Liga Europa.

"Sería un escándalo para el Villarreal si no nos gana", ha dicho el técnico danés, Henrik Clausen, quien apela a la concentración defensiva y a saber aprovechar las oportunidades como factores clave para lograr un triunfo que alimente sus opciones para la vuelta.

La probable baja del central noruego Reginiussen, que sufrió un problema muscular en el último partido, supone un problema serio, ya que en su lugar tendría que jugar el bisoño Høegh, de 20 años.

Quien no estará seguro, por sanción, es el lateral izquierdo Mendy, cuyo lugar lo ocupará el veterano Sørensen, que regresará así del medio centro a su antigua posición.

El ambiente de optimismo no lo ha aguado siquiera la primera derrota en la liga sufrida hace tres días en la visita al Aalborg (2-1), que deja ahora al Odense cuarto con ocho puntos, cinco menos que el líder, el Copenhague.

Alineaciones probables:

Odense: Wessels; Ruud, Christensen, Høegh, Sørensen; Johansson, Djemba-Djemba, Falk, Kadrii; Andreasen, Utaka.

Villarreal: Diego López; Mario, Musacchio, Zapata, Joan Oriol; Bruno, Senna, Cani, Borja Valero; Nilmar y Rossi.

Árbitro: Damir Skomina (SVN)

Estadio: Odense Stadion.