Un jurado federal escuchaba el miércoles argumentos en el proceso para indemnizar a una mexicana que fue obligada a dar luz con grilletes mientras estaba detenida por un cargo menor en el condado de Davidson, en Tenesí.

Un juez resolvió en abril que la Policía de Davidson violó los derechos constitucionales de Juana Villegas al mostrar indiferencia a sus necesidades médicas. El jurado en Nashville decidirá las indemnizaciones en el caso.

De acuerdo con el fallo, los agentes la mantuvieron sometida durante gran parte de la labor de parto y en la recuperación postparto, además de que le impidieron usar un sacaleche después del nacimiento, lo cual le causó dolor y enfermedad.

El bebé no tuvo lesiones cuando nació en julio de 2008 mientras su madre estaba detenida por conducir sin permiso. Las acusaciones contra Villegas fueron desechadas al final.

Los abogados de Villegas alegan que ella sufre de trastorno por estrés postraumático y otros problemas debido a su difícil experiencia y que necesitará terapia durante varios años.

Los abogados del gobierno municipal sostienen que la ansiedad de Villegas se debe a que teme ser separada de su familia.

Villegas perdió una apelación para quedarse en Estados Unidos el año pasado pero su abogado de inmigración, Elliott Ozment, dice que tiene otras opciones.