El pianista y director Daniel Barenboim valoró tímidamente su postulación para optar al premio Nobel de la Paz por su labor en una orquesta con palestinos e israelíes y dijo que si fuera premiado sería maravilloso para sus músicos.

El argentino-israelí no quiso entrar a valorar en profundidad la propuesta de varias instituciones argentinas para que sea considerado para el Premio Nobel de la Paz por su trabajo en la West-Eastern Divan Orchestra (WEDO), en la que participan músicos israelíes y palestinos y es citada frecuentemente como un ejemplo de convivencia.

Barenboim se limitó a contestar desde Corea del Sur, donde hoy finalizó una gira de una semana, que "si algo pasa, será maravilloso para todos estos músicos", en referencia a los componentes de la WEDO, que ayer cerraron en el país asiático un ciclo sobre Beethoven con un concierto en la frontera entre las dos Coreas.

Daniel Barenboim será postulado para el Premio Nobel de la Paz por su trabajo en favor de la paz en Oriente Medio por un grupo de instituciones culturales argentinas en un acto que se realizará mañana, 17 de agosto, en la sede de la Academia Argentina de Letras, en Buenos Aires.

Según indicaron a Efe fuentes de la Fundación Barenboim-Said, los músicos de la WEDO están "ilusionados" con la noticia, que conocieron en plena gira por Corea del Sur.

La WEDO fue creada en 1999 por Barenboim y el fallecido intelectual palestino Edward Said y en 2004 consolidó su presencia estable en Sevilla con la creación de la Fundación Barenboim-Said y el apoyo institucional y financiero de la Junta de Andalucía.

En declaraciones a Efe, el director de orquesta dijo que "la WEDO no es una orquesta para la paz, sino un proyecto que demuestra que es posible la convivencia y el entendimiento cuando todos tienen los mismos derechos y responsabilidades".

"Quien se acerca a escucharla puede apreciar fácilmente que es una iniciativa que ha permitido a un grupo de músicos magníficos, no solo israelíes y palestinos, sino también de otros países árabes y España, encontrar un lugar donde formarse y donde conocer a jóvenes de otras procedencias", indicó el maestro.

En 2005, Barenboim dirigió a la WEDO en un histórico concierto en la ciudad cisjordana de Ramala con presencia de músicos israelíes, mientras que ayer repitió experiencia en Imjingak (Corea del Sur), en la fuertemente militarizada frontera que divide las dos Coreas desde el conflicto armado que las enfrentó entre 1950 y 1953.