Los funcionarios del Programa Mundial de Alimentos insistieron el martes que no reducirán los envíos de ayuda a Somalia pese a un presunto fraude y advirtieron que aunque dichas denuncias son frecuentes, es altamente improbable que el robo sea significativo.

El PMA dijo que envía 5.000 toneladas mensuales de alimentos a Mogadisio para combatir la hambruna.

En respuesta a un reportaje de The Associated Press, la nueva directora de la oficina del PMA en Ginebra, Lauren Landis, dijo que "parece imposible" que la mitad de esos envíos sea sustraída. Agregó que ese robo sería un enorme desafío logístico.

"No tenemos pérdidas cuantiosas de ayuda alimentaria porque contamos con un sistema para evitarlo, así que las denuncias no son raras. Grandes pérdidas de alimentos son una anormalidad, porque sabemos cómo manejar esto", dijo Landis a la AP.

Empero, el PMA debe "acudir allá y buscar" cualquier tipo de ayuda que sea sistemáticamente sustraída y vendida en grandes cantidades, posiblemente por contratistas, en los mercados en torno a Mogadiscio, dijo la funcionaria. Esos temores son comunes en las operaciones del PMA en Somalia y en todo el mundo.

"Seguramente todos los días alguien, en algún lugar de Somalia, llama y dice 'No recibí mi ración completa' y enviamos un equipo a investigar", insistió Landis.

Mientras tanto, Naciones Unidas dijo que el índice de mortalidad entre los niños en un campamento para refugiados somalíes en Etiopía ha alcanzado niveles alarmantes, con un promedio de 10 niños menores de cinco años que fallecen a diario desde que fue abierto en junio el campamento etíope de Kobe.

En ese campamento viven 25.000 refugiados. Un presunto brote de sarampión y la malnutrición es la causa de las muertes, dijo Adrián Edwards, vocero del Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados.

"Esta mortífera combinación ha causado históricamente índices de mortalidad parecidos en hambrunas anteriores en la región", dijo Edwards a los reporteros.

Cada semana, miles de personas huyen de la hambruna en Somalia hacia la vecina Etiopía y Kenia.