Una jueza de Bogotá aplazó para el 4 de noviembre una diligencia judicial en la que se espera escuchar la declaración del ex presidente Alvaro Uribe en un caso de calumnias a un magistrado de la Corte Suprema de Justicia (CSJ).

La jueza Martha Saldarriaga pretendía recabar el martes el testimonio de Uribe (2002-2010), quien justificó su inasistencia por estar fuera de Bogotá, indicó en diálogo telefónico Jaime Granados, abogado del ex mandatario.

La declaración de Uribe había sido solicitada al tribunal de Saldarriaga por la defensa de un abogado que es sindicado de querer calumniar al magistrado de la CSJ, Iván Velásquez, quien condujo varias investigaciones contra congresistas acusados de tener lazos con el paramilitarismo.

El proceso judicial por calumnia fue abierto en el 2008 a petición del magistrado Velásquez, que presentó la denuncia ante la Fiscalía General. Meses después, la Fiscalía formuló cargos contra un abogado llamado Sergio González.

En octubre de 2007, el entonces presidente Uribe denunció en una alocución al país que había recibido información que daba cuenta de que Velásquez estaría buscando testigos para vincularlo a él y a su primo Mario Uribe con paramilitares.

Uribe dijo entonces que el paramilitar desmovilizado Orlando Moncada, o alias "Tasmania", hizo esa denuncia a través de su abogado González.

Velásquez desmintió de inmediato tal acusación.

En junio de 2008, Tasmania se retractó de sus iniciales declaraciones y aseguró que fue presionado por su abogado para mentir. Poco después de la nueva declaración de Moncada, el magistrado hizo su denuncia ante la Fiscalía.

Ni el ex presidente Uribe ni su primo segundo están vinculados a la investigación por el caso de Velásquez, solo son considerados testigos, según el defensor del ex presidente.

En febrero, la CSJ condenó al ex senador Mario Uribe a 90 meses de prisión por vínculos con paramilitares. Desde febrero de 2010 está recluido en La Picota, una cárcel al sur de la capital colombiana.