La aseguradora Allstate presentó una demanda contra Goldman Sachs en la que exige al menos 123 millones de dólares por las pérdidas ocasionadas por la comercialización de bonos respaldados con hipotecas basura, según informó hoy la empresa en un comunicado.

"Nosotros alegamos que los documentos ofrecidos (por Goldman Sachs) contenían declaraciones falsas y omitían hechos pertinentes", indicó la aseguradora, que confirmó a Efe que la demanda fue presentada el lunes ante un juez del Tribunal Supremo de Nueva York.

Allstate asegura que entre 2007 y 2008 adquirió bonos de Goldman Sachs respaldados por hipotecas basura por valor de más de 123 millones de dólares, y ahora acusa al banco de comercializarlos a pesar de saber que había muchas probabilidades de que su valor descendiera con fuerza.

La aseguradora detalló en el mismo comunicado que con la presentación de la demanda busca obtener una compensación por los daños ocasiones por Goldman Sachs cuya cantidad no precisa pero que espera que sea establecida en los tribunales.

Por su parte el banco, que declinó hacer comentarios sobre esta nueva demanda, cerró hace un año un acuerdo extrajudicial con las autoridades por el que accedió a pagar 550 millones de dólares para poner fin a la demanda en su contra presentada por la Comisión del Mercado de Valores (SEC) por engañar a sus clientes.

Desde diciembre pasado Allstate ha presentado ocho demandas similares contra entidades como Bank of America, JPMorgan Chase o Morgan Stanley, con las que busca recuperar parte de los 3.000 millones de dólares que invirtió en este tipo de instrumentos financieros antes de que estallara la crisis.

En todas las demandas, la aseguradora acusa a los bancos de comercializar esos activos a pesar de ser conscientes de que muchos de los préstamos con los que estaban respaldados se correspondían con hipotecas que acumulaban importantes historiales de impagos.