El conflictuado lanzador venezolano de los Cachorros Carlos Zambrano dijo el lunes que quiere volver a lanzar para el equipo y que simplemente estaba exasperado cuando dijo a colaboradores de la escuadra que se iba a retirar.

En sus primeras declaraciones desde que abandonó el vestuario y el equipo lo suspendió la semana pasada, Zambrano dijo que quiere "seguir lanzando para los Cachorros" en una entrevista telefónica con Comcast SportsNet Chicago.

Zambrano vació su casillero y dijo que se iba a retirar el viernes, tras conceder cinco cuadrangulares y salir expulsado en la derrota por 10-4 ante Atlanta, en la que hizo dos lanzamientos que pasaron cerca de Chipper Jones.

El venezolano dijo que quiso volver al estadio al día siguiente, pero que su representante Barry Praver le dijo que no lo hiciera "porque estábamos en el medio de las conversaciones con el sindicato y los Cachorros".

Tras este nuevo incidente del temperamental lanzador, los Cachorros lo mandaron el sábado a la lista de descalificados y dijeron que no recibiría su paga ni participaría de actividades del equipo por 30 días.