Una profusión de compras corporativas por 19.000 millones de dólares y noticias económicas alentadoras de Japón impulsaron 213 puntos al Dow Jones y borraron sus pérdidas de la semana pasada.

El regreso de lo que suele llamarse "Lunes de Fusiones" en Wall Street le dio más optimismo a los inversionistas, y a esto también contribuyó un informe de que la economía japonesa se contrajo menos de lo que se temía luego del devastador terremoto del 11 de marzo y posterior tsunami. Eso ayudó temporalmente a borrar temores de que la economía de Estados Unidos pudiera sumirse en otra recesión.

El índice industrial Dow Jones ganó 213,88 puntos, el 1,9%, para cerrar en 11.482,90. Ha subido 762,96 unidades desde el jueves, la mejor ganancia para un período de tres días desde que repuntó 927,18 en noviembre del 2008, durante los peores momentos de la crisis financiera.

El Dow también ha avanzado 7,1% en tres días, el mayor porcentaje de ganancia desde que subió 9,5% en las tres primeras jornadas de la tendencia alcista de marzo del 2009.

El índice Standard & Poor's 500 ganó 25,68 unidades, el 2,2%, a 1.204,49, mientras que el indicador compuesto Nasdaq avanzó 47,22 puntos, el 1,9%, a 2.555,20.

Los mercados podrán haberse estabilizado en los últimos tres días, pero analistas financieros advirtieron a los inversionistas que no den por hecho que las acciones se han asentado por completo después de los altibajos de la semana pasada.

El Dow repuntó o cayó al menos 400 puntos en cuatro sesiones consecutivas por primera vez en su historia. La primera degradación a la calificación de la deuda estadounidense detonó la volatilidad, lo cual se agravó por preocupaciones sobre el empeoramiento de los problemas de deuda en Europa y sobre un debilitamiento de la economía de Estados Unidos.

"Se pueden tener estos momentos de calma, pero la crisis de deuda en Europa no desapareció", dijo John Hailer, jefe ejecutivo de Natixis Global Asset Management para Estados Unidos y Asia. "Nuestros asuntos con la deuda, con la política fiscal, nuestro desempleo, no han desaparecido".

El comercio corporativo dominó las noticias, al reanudar una práctica de años de anunciar adquisiciones los lunes. La mayor de ellas fue la compra por parte de Google Inc., por 12.500 dólares en efectivo, del fabricante de telefonía inalámbrica Motorola Mobility Holdings Inc. Se trata además de la mayor adquisición en la historia de Google.

Su segunda compra más alta, por 3.200 millones de dólares, fue por DoubleClick en el 2008. La acción de Motorola Mobility subió 55,8%, mientras que la de Google perdió 1,2%.

En otras negociaciones, Time Warner Cable Inc. dijo que pagará 3.000 millones de dólares en efectivo por Insight Communications Co., la cual tiene más de 750.000 clientes de cable en la región central de Estados Unidos. El conglomerado agroindustrial Cargill dijo que comprará la empresa holandesa de alimento para animales Provimi por 2.160 millones de dólares.

Y en el sector energético, la empresa perforadora Transocean Ltd. reportó que adquirirá su competidora noruega Aker Drilling por 1.430 millones de dólares en efectivo.

Más de 10 emisoras subieron por cada una que retrocedió en la Bolsa de Valores de Nueva York, donde el volumen fue de 4.500 millones de acciones negociadas, abajo de los niveles récord de la semana pasada, que llegaron a más de 9.000 millones. El volumen estuvo cerca de su promedio del último año, de 4.300 millones de acciones.  

En Europa, el índice británico FTSE 100 cerró con alza de 0,6%, en 5.350,58 puntos, mientras que el indicador alemán DAX subió 0,4%, a 6.022,24. El índice francés CAC-40 terminó la jornada con ganancia de 0,8%, en 3.239,06 unidades.

En Asia, el indicador bursátil japonés Nikkei 225 avanzó 1,4%, a 9.086,41 puntos.