VERACRUZ, México — Tres infantes y un cadete de marina han sido aparentemente secuestrados por grupos de delincuencia organizada en un puerto del Golfo de México, informaron las autoridades el lunes.

El almirante José Luis Vergara, vocero de la Secretaría de Marina, dijo que al menos seis miembros de las fuerzas armadas, incluidos los infantes y el cadete, han sido secuestrados en el puerto de Veracruz en los últimos dos meses. Los dos restantes son elementos del cuerpo de infantería que desaparecieron.

Vergara dijo a Radio Fórmula que "son pocas" las posibilidades de poderlos encontrar debido al tiempo que ha transcurrido.

Los cárteles del narcotráfico han capturado en ocasiones anteriores a personal militar, pero las víctimas usualmente aparecen muertas unos días después.

Ningún cuerpo ha sido localizado en este último plagio. Los tres oficiales de infantería desaparecieron el primero de agosto en el puerto de Veracruz después de que los secuestraron cuando se transportaban en un vehículo particular por las calles del Puerto de Veracruz, en el litoral del Golfo de México.

El cadete no se presentó al término de su jornada de trabajo el 8 de agosto en la misma ciudad.

La Secretaría de Marina advirtió en un comunicado el lunes que se han incrementado las operaciones navales para encontrar a los oficiales y al cadete y ubicar a los victimarios.

La marina ha sido muy activa en la ofensiva contra el narcotráfico y el puerto de Veracruz tiene uno de los cuarteles más extensos del arma.

En el 2008, siete soldados fueron secuestrados y decapitados en el estado sureño de Guerrero.

En una playa cercana a ese mismo puerto, las autoridades dijeron que un grupo de hombres lanzó una granada en una avenida muy transitada por turistas con el objeto de evadir a policías.

La detonación mató a un hombre, hirió a su esposa de 38 años y a sus dos hijas, una de 5 años y otra de meses, informaron autoridades el lunes. Las tres están en cuidado intensivo, informó la secretaría de salud del estado.

No está claro si el ataque con la granada y el secuestro están vinculados.

El gobernador estatal Javier Duarte expresó que "la lucha (contra el narcotráfico) es muy difícil y sabemos que lastima y atemoriza a la población, pero sólo con la aplicación de la ley es posible detener a los delincuentes", en un comunicado.

La Comisión Nacional de los Derechos Humanos inició una queja a partir de los hechos.

Ataques ligados al narcotráfico también ocurrieron cerca de la capital de México el lunes.

La policía informó que un hombre sin cabeza colgaba por los pies de un puente en hora punta de tráfico el lunes a las afueras de la ciudad de México. Los hallazgos de cadáveres en puentes ocurren con frecuencia pero en el norte del país o en zonas donde la violencia se ha recrudecido como Acapulco, pero no tan cerca de la capital.

El comisario Gerardo Oyervides, jefe de policía del suburbio de Huixquilucan, dijo que recibieron una llamada de alguien que vio el cuerpo por la mañana.

La policía encontró el cadáver colgando de una cuerda y la cabeza en la parte superior del puente. Oyervides dijo que se encontró una cartulina con un mensaje firmado por "La Mano con Ojos" una pandilla de sicarios cuyo presunto líder fue capturado la semana pasada.

Oyervides reveló que tras su captura, Oscar Osvaldo García Montoya, dijo que seis personas serían blancos de ataques. Aparentemente entre las víctimas se cuenta el hombre que colgaba del puente, dijo el comisario.