La Federación de Fútbol de Turquía (TFF) decidió hoy posponer eventuales sanciones a los equipos acusados de amañar partidos hasta que el tribunal judicial que investiga el caso levante el secreto de la investigación.

"Tenemos algunos documentos, pero no son suficientes para tomar una decisión. Además, revelar documentos de una investigación sobre la que pesa el secreto judicial está penado", justificó el presidente de la TFF, Mehmet Ali Aydinlar, en una rueda de prensa en Estambul.

De esta forma, ha quedado pospuesta la decisión que se esperaba fuera tomada hoy tras la reunión de la dirección de la Federación y la presentación del informe del Comité Ético sobre el caso.

Con todo, Aydinlar anunció que 52 presuntos implicados en los fraudes, incluidos los presidentes del Fenerbahçe y del Trabzonspor, el entrenador del Besiktas, Tayfur Havutçu, y los futbolistas Emanuel Emenike y Semih Sentürk, serán sometidos al Comité de Disciplina del Fútbol Profesional, como medida preventiva.

El inicio de liga turca ha sido pospuesto hasta septiembre para permitir el avance de la investigación y facilitar la toma de decisiones, que podrían implicar el descenso de categoría de algunos equipos. La polémica no ha afectado a la participación de equipos turcos en las competiciones europeas.

Si la decisión definitiva llega en las próximas semanas o ya avanzada la temporada, deberá ser la UEFA la que decida el castigo de los clubes de Turquía y su eventual eliminación de las competiciones europeas.

"Por el momento, la UEFA no sancionará a los clubes turcos. Pero si alguno se siente culpable, puede no participar (en las competiciones europeas). Es algo que depende de los clubes", dijo Aydinlar.

Por el momento, 31 personas, entre directivos y futbolistas, están en prisión preventiva acusados de amañar partidos y más de 60 han tenido que declarar ante el fiscal.

Los principales implicados de la supuesta trama son el Fenerbahçe (campeón de Liga), el Trabzonspor (subcampeón) y el Besiktas (campeón de Copa) y varios equipos menores, aunque personal del Galatasaray también ha sido llamado a declarar.

El descenso del Fenerbahçe a segunda división permitiría al español Dani Güiza abandonar el equipo, un deseo que el jugador ha manifestado en varias ocasiones.