Israel aprobó la construcción de 277 apartamentos en un asentamiento judío en Cisjordania, a pesar de las críticas de Estados Unidos a que continúe las edificaciones en territorios que los palestinos desean para su futuro Estado.

Los apartamentos que se edificarán en Ariel — en el centro de un asentamiento en una zona muy interna en Cisjordania — constituyen el tercer proyecto de construcción en territorios en disputa que Israel ha anunciado en la última semana.

Un portavoz de la Autoridad Palestina, Ghassan Khatib, afirmó que Jerusalén "ha intensificado" sus anuncios sobre proyectos de construcción y exhortó a la comunidad internacional a que incremente las exigencias a Israel para que se desista de continuarlos.

"De acuerdo con las políticas de cualquier país en el mundo, la expansión de los asentamientos es ilegal y un obstáculo para la paz", dijo Khatib. "Israel no toma esto en serio. Creo que estas naciones deben agregar elementos de responsabilidad a sus relaciones con Israel".

La oficina del primer ministro israelí Benjamín Netanyahu y la embajada de Estados Unidos no hicieron declaraciones de inmediato al respecto.

Los palestinos se oponen a la construcción israelí en Cisjordania y Jerusalén oriental, territorios que desean formen parte central de su futuro Estado independiente, y debido a lo cual han suspendido las negociaciones de paz.

Ahora, los palestinos tienen intención de acudir en septiembre a las Naciones Unidas e impulsar en el ente mundial la aprobación unilateral de la creación de su Estado.

Las autorizaciones más recientes a proyectos de construcción podrían complicar aún más los intentos de Estados Unidos para persuadir a los palestinos a que abandonen sus planes de acudir a las Naciones Unidas y regresen a la mesa de negociaciones con Israel.

Israel ha avanzado en sus planes para construir más de 2.500 apartamentos en Jerusalén oriental, una zona en disputa, y las autoridades israelíes afirman que aprobarán en breve la edificación de otros 2.700.

Estados Unidos ha expresado sus criticas a esos planes. Los tres proyectos de construcción podrían tardar años para su conclusión.