El gobierno holandés anunció el lunes que ha liberado 100 millones de euros (143 millones de dólares) en fondos congelados del régimen de Moamar Gadafi y que enviará el dinero a la Organización Mundial de la Salud a fin de comprar medicina para el pueblo libio.

El ministro de relaciones exteriores Uri Rosenthal dijo que Holanda está respondiendo a un llamado urgente de la OMS y que es el primer país en tomar ese paso.

Rosenthal dijo que pudo liberar los fondos solamente después que Naciones Unidas aprobó el plan, el cual distribuirá medicinas a civiles en pueblos y ciudades controladas tanto por los rebeldes como las fuerzas leales a Gadafi.

Rosenthal afirmó que la decisión demuestra cómo deben funcionar las sanciones: "El dinero congelado de Gadafi está siendo utilizado para salvar vidas en Libia".