El ejército mexicano detuvo al presunto encargado de traficar drogas en una extensa zona costera del Pacífico.

La secretaría de Defensa Nacional presentó el lunes ante los medios de comunicación a Ricardo Benítez Servín, apodado "El Mudo", fue capturado el sábado en el centro vacacional caribeño de Cancún, en el Caribe mexicano.

Benítez es presuntamente lugarteniente del cartel de los Beltrán Leyva en la costa del estado de Guerrero.

La captura de Benítez representa "una significativa afectación a la organización criminal Beltrán Leyva", aseguró el coronel Ricardo Trevilla. El cártel de los Beltrán Leyva se ha debilitado desde que oficiales de marina mataron a su jefe, Arturo Beltrán Leyva, en diciembre del 2009.

Trevilla agregó que Benítez inició como distribuidor minorista de drogas en Ixtapa, otro centro turístico de Guerrero.

Edgar Valdez Villarreal, un estadounidense conocido como "La Barbie" y que fue capturado el año pasado, supuestamente nombró a Benítez jefe de la plaza que abarca diversos destinos turísticos, informó el coronel.

Tras la captura de "La Barbie", Benítez "emprendió una ola de ejecuciones de integrantes de grupos contrarios", aseguró el jefe castrense.

Acapulco y otras zonas del estado de Guerrero han padecido una ola de violencia. En muchas ocasiones, los cárteles de drogas dejan mantas y cartulinas con mensajes adjudicandose o justificando las muertes junto a los cuerpos de sus víctimas.

En el caso de Benítez, los mensajes acusándolo a él eran dejados por la organización "La Familia", con base en el estado occidental de Michoacán, Trevilla dijo. Los dos grupos enfrentan una batalla en la zona de Guerrero, han dicho autoridades.

Según el mando castrense, Benítez se encontraba en Cancún refugiándose porque temía ser blanco de ataques lanzados por La Familia, otro cartel que opera en el estado de Michoacán, vecino a Guerrero y también con litoral en el Pacífico.