Ecuador espera una sustancial reducción del pago de 700 millones de dólares a favor de la petrolera estadounidense Texaco ordenado por la Corte Internacional de Justicia de La Haya, dijo el lunes el Procurador del Estado, Diego García.

La corte dictaminó en 2010 que el estado ecuatoriano demoró resoluciones judiciales a favor de Texaco en disputas comerciales de la década de los 90, cuando Texaco (luego Chevron) entabló un juicio acusando a Ecuador que exportaba el petróleo que la compañía le entregaba para uso interno.

Texaco explotó petróleo en Ecuador entre 1972 hasta 1990 cuando el gobierno ecuatoriano puso fin al contrato con esa empresa, adquirida posteriormente por Chevron.

En declaraciones a periodistas, García señaló que "esperamos que se reduzca sustancialmente el valor de esa condena, tomando en cuenta el impacto tributario, el impacto de nuestra legislación tributaria en los contratos que Chevron tenía".

"Nuestra expectativa es que esa cifra se vea sustancialmente reducida en base a la documentación que Ecuador ha presentado", destacó, sin precisar cálculos o cifras.

Ecuador presentó en junio un pedido a la corte de La Haya para la reducción de los pagos.

El dictamen de la corte estuvo referido a siete demandas comerciales que la petrolera estadounidense entabló en Ecuador entre 1991 y 1993, principalmente relacionadas con la exportación ilegal del petróleo.

La resolución de la corte de La Haya no tiene relación con otro juicio que involucra en Ecuador a Chevron (ex Texaco).

Comunidades amazónicas demandaron a esa petrolera por la contaminación causada en la amazonia ecuatoriana durante sus operaciones en el país y un juez de Ecuador ordenó a esa empresa pagar 9.510 millones de dólares como indemnización.

Ese fallo judicial, de febrero pasado, es de primera instancia y están pendientes sendas apelaciones de las partes.