Dos militares resultaron heridos al ser confundidos por la policía en medio de la noche como posibles miembros de grupos ilegales, se informó el lunes.

El incidente se produjo el domingo a las 11:00pm (0400GMT del lunes) cuando policías recibieron informes de la población, en varias llamadas telefónicas a su comando, de que hombres armados y en prendas de color oscuro merodeaban en la zona de Jamundí, en el departamento de Valle del Cauca y a unos 310 kilómetros al suroeste de Bogotá.

"Al parecer no hubo una coordinación oportuna" entre las unidades del ejército y de la policía en la zona sobre el patrullaje en la misma región, dijo el coronel Luis Cifuentes, comandante de la III Brigada del Ejército, con jurisdicción en esa aérea.

A su turno el general Miguel Angel Bojacá, comandante de la policía en la zona, dijo que ya tanto el Cuerpo Técnico de Investigaciones de la Fiscalía como autoridades del Ejército y la Policía investigan exactamente cómo ocurrió la balacera.

Los dos heridos, un suboficial y un soldado, están estables y en recuperación en una clínica de Cali, ciudad capital del Valle del Cauca, dijeron los dos oficiales en declaraciones divulgadas por la policía en un correo electrónico.

El caso ganó la atención local porque recordó un grave enfrentamiento ocurrido en mayo del 2006. En esa fecha en Jamundí, 10 agentes antinarcóticos llegaron en tres camionetas a un hospicio psiquiátrico donde tenían pistas sobre un almacenamiento de 100 a 200 kilos de drogas.

Antes entrar al local, los agentes que pertenecían a una unidad elite antidrogas cayeron baleados a punta de fusil y por al menos siete granadas lanzadas por una patrulla del ejército.

El grupo de 15 militares, incluyendo un teniente coronel del Ejército, fue condenado en 2008 a penas en promedio de 50 años de prisión por el caso de los policías.