Unos seis caballos salvajes de Nevada se dirigen a las fronteras con México y Canadá para ayudar a la Patrulla Fronteriza a vigilar zonas remotas.

Por primera vez, los agentes adquirieron la semana pasada caballos cimarrones entrenados por presos del estado en Carson City, informaron el canal Kolo-TV de Reno y el diario Nevada Appeal de Carson City.

Félix Morales, un oficial de operaciones de la Patrulla Fronteriza, dijo que los caballos salvajes —conocidos como mustangs en inglés— son especialmente adecuados para la tarea debido a que son animales fuertes que trabajarán en paisajes similares a los de Nevada.

"Después de dos días de evaluación, de montarlos, buscamos temperamento y observamos a los animales para ver cuánto pueden soportar en el futuro", dijo Morales a Kolo-TV.

La agencia comenzó a comprar caballos cimarrones en el 2007 para que los agentes pudieran montarlos mientras patrullan áreas sin caminos a lo largo de la frontera. En la actualidad cuenta con 123 mustangs.

Morales dijo que quedó impresionado con la potencialidad de los caballos al verlos en las instalaciones de Carson City, y que la agencia regresará en el futuro.

"Encontramos que el programa es excepcional", le dijo al Appeal. "Vamos a volver para adoptar más caballos".

Los equinos reunidos por la Oficina Federal de Manejo de Tierras (BLM, por sus siglas en inglés) son llevados a un corral para que los reos los entrenen. Los cimarrones también están a disposición del público en subastas.

"Están mostrando a la opinión pública estadounidense lo buenos que pueden ser estos caballos, y éstos están prestando un servicio a los estadounidenses", dijo Alan Shepherd, jefe del programa de caballos salvajes y burros de la BLM en Nevada.

Síguénos en twitter.com/foxnewslatino

Agreganos en facebook.com/foxnewslatino